El Chechén y Chacá

Estar en la Riviera Maya es vivir la mágia de este impactante lugar, es maravilloso ir poco a poco conciendo más sobre su historia, su naturaleza selvatica y sus leyendas.

Retomando esto último, quiero platicarte que en uno de los recorridos a conocer proyectos pude percibir  un espacio en la selva rodeado por una cinta de contención y en el centro 2 hermosos árboles:

“ Donde nace un chechén, siempre se encuentra un chacá”

El Chechén es un árbol de tallo recto que puede llegar a medir hasta 25 metros de altura, el cual secreta veneno por sus ramas y puede producirte quemaduras al estar cerca. El Chacá es un árbol grueso de aproximadamente 10 metros de altura, cuya savia tiene la generosidad de curar todo lo tóxico del Chechén; que sabía es la naturaleza ¿no?

Y así es como llegamos a la leyenda maya de Kinich y Tizic, la leyenda de 2 hermanos que fueron transformados en árboles para su eternidad.

Kinich y Tizic eran príncipes guerreros, como todos los hermanos, con personalidades muy diferentes. Kinich era el lado amable y bondadoso de la familia; al contrario de Tizic, quien era de carácter difícil. Un día ambos hermanos se enamoraron de Nicté Há una joven hermosa de buen corazón, Tizic incitó a Kinick a una lucha por el amor de Nicté Há, donde trágicamente ambos perdieron la vida en los brazos del otro. En la otra vida arrepentidos de lo sucedido pidieron perdón y la oportunidad de volver a ver a su amada Nicté Há. A lo que los Dioses concedieron su deseo, renaciendo a Tizic en el árbol Chechén y a Kinick en el árbol Chacá.

¿Qué te pareció conocer sobre las especies de nuestra selva? Más que interesante ¿verdad?

compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Comparar listados

Comparar